El profesional, Kresley Cole- The game maker series. Reseñas



Voy a hacer una reseña general de la historia y no de cada libro, ya que cada uno de ellos son cortitos y la historia se entrelaza sin problemas si sigues el ritmo de la lectura.

Esta es una historia donde se entremezclan el romance, la pasión y la acción de una manera que deja boquiabierta a quien lo lee. Todas esas características triplicados al cien por cien, con mucha intensidad añadida. 

Natalie Porter es una chica como tú, como yo, haciendo una carrera universitaria y con tres trabajos para solventarla, una madre distante y un padre muerto. Ella es consciente de que fue adoptada y cuando su padre adoptivo muere desea conocer a su padre biológico y su pasado. Inicia su búsqueda con los pocos datos que tenia, él era ruso al igual que su madre, pero no logra obtener ningún resultado, hasta que en lugar de encontrarse con su pasado, se encuentra con Aleksandr Sevastyan, un sicario tuso enviado por su padre para encontrarla, cuando éste se encuentra con la notica de que tiene una hija que anda buscandolo. 

Sevastyan es un hombre oscuro y misterioso que se mete en la vida de Natalie de tal manera que luego es imposible de sacar.

Bueno, hasta ahora no hice más que un resumen de la sinapsis, pero es que no quiero Spoilear. 

O si?

   ¡¡¡¡¡¡Sevastyan es lo más caliente que he leído en los últimos tiempos!!!!!!!!!!!

Ejem… 

Perdón…

Retomando la seriedad que esta trilogía se merece…

Al diablo la seriedad!! Aleksandr Sevastyan es el hombre más intenso que tuve el agrado de leer. Todo un Señor dominante, en el más estricto sentido de la palabra. Le gusta lo perverso, lo oscuro, le gusta jugar con los límites y le gusta mucho, mucho jugar con Natalie. La recientemente encontrada hija de su jefe.

Ambos se verán envueltos en una maraña de situaciones que irán desde ataques de la mafia enemiga a viajes inesperados por Europa pasando por buenas dosis de escenas eróticas donde se mezclan los látigos, los clubs de sexo y los límites duros (sacando el hecho que este tema está de moda, en el libro se plasma muy bien). Digamos que en ciertos momentos se hace énfasis en el carácter y personalidad de Sevastyan, un dominante a toda regla, no por necesitarlo, (no tenemos un Cristhian Grey aquí que trata de mantener el control para soslayar un pasado tormentoso) sus razones son mas hedonistas. El lenguaje burdo y que puede ser poco atractivo para quien no esté acostumbrado, añade solo más erotismo a la lectura y no es que las escenas eróticas de por sí ya no las tengan.

 En cuanto a ella, Natalie, la narradora de la historia,  es hija de un poderoso jefe de la mafia rusa y será un objetivo fijo de los enemigos, pero, ¿quién es el encargado de su seguridad y su protección? (Y vamos que se lo toma muy a pecho) obviamente estamos hablando de Sevastyan.



Este perverso hombre es un misterio (chico tatuado que amé), no solo para Natalie, lo será para nosotras las lectoras hasta el último libro, en el cual, a riesgo de perder a Natalie, decide bajo presión contar todo lo que fue un pasado oscuro y doloroso, que lo tornó en un hombre silencioso, enigmático y desconfiado. 

El Siberiano (como lo llaman en la jerga rusa) nos hará amarlo. No por sus cualidades anteriores, sino porque a medida que pasa la historia, nos vamos dando cuenta que solo se trata de un hombre dañado envuelto en capas y capas de auto odio y desprecio que es capaz de enamorarse y proteger tan intensamente como nadie, incluso si se trata de protegerla de sí mismo.

Dejando de lado los personajes, este libro me enseñó mucho sobre un tema en la que era una ignorante. El funcionamiento de una organización de Mafia (Mafiyia) rusa. Un mundo ajeno y con manejo propio en el que rigen propias leyes que nada tienen que ver con las del resto del mundo. Juegan tanto la opulencia, el lujo como la violencia y la lealtad a rajatabla. Lo que más me sorprendió y que ignoro que pueda a ser igual a otras organizaciones, como la mafia italiana, es el modo a como se tratan a las mujeres. Son tesoros, cuando una mujer se convierte en esposa (o propiedad) de uno de los jefes o capos, por decirlo de alguna manera, es sagrada. Se convierte en el punto débil y vulnerable de un hombre y quizá de toda una organización (Sevastyan es capaz de todo por ella y su padre también) 

Me hubiese gustado tener a este personaje (el padre de Natalie) un poco más, la autora nos dio poquito tiempo con él queriendo centrar el protagonismo y toda responsabilidad de Natalie en Sevastyan. Mejor para nosotras, pero esa relación padre- hija fue escasa y corta, y es una lástima no tenerlo por mucho tiempo

Esta trilogía tanto como el personaje masculino principal, es cautivador de una manera muy retorcida. Un poco lo odiamos por ser tan frío pero otro poco, más diría yo, lo amamos porque es justamente esa frialdad y magnetismo misterioso que despide lo que lo hace atrapante.

Así que sí, es una trilogía que literalmente me COMÍ en dos días, quizá menos, y que me encantó! La super recomiendo si te gusta toda esta cosa de hombre de las cavernas y del amor sobre todas las cosas. Un rotundo Cinco coronas





Sweet Home de Tillie Cole. Reseñas





Es un libro tranquilo, fácil de leer y para mi gusto algo previsible. Chico conoce chica, surge la conexión y pues mas rápido que lo que canta un gallo están enamorados. Pequeños detalles que hacen la diferencia con otros libros, ella es inglesa, el no es el típico chico hueco que solo sabe jugar fútbol y ella es ciertamente adorable en igual medida que es inteligente... Como decirlo? No se deja engañar por el típico chico universitario por el cual babean todas. Bueno.... Hay muchas historias así. A demás es una chica que se enfoca en su objetivo, conseguir su master en Filosofía.

See….

Créanlo o no, Molly Shakespeare (si, muy adecuado) tiene 20 años, es inglesa y absolutamente adorable y ya está por conseguir un master en Filosofía. Digamos que ella cuenta que terminó antes la preparatoria y por ende comenzó antes la Universidad.

Ohh Romeo, Romeo...

Lo que hace linda a esta historia es las circunstancias que viven sus protagonistas, ganándose con esto la simpatía del lector. Romeo Prince (Si, otra vez muy adecuado) tiene literalmente unos padres de mierda, que no le prestan atención y que lo subestiman demasiado y ella está sola en el mundo, totalmente huérfana total desde los 14 años, cuando su abuela, que era su única familia viva, muere tras un cáncer. 

Pero este es un rasgo que me gusta de esta heroína, su fortaleza, su mirada ante la vida… como diciendo “Si, aquí estoy y soy de teflón… todo me resbala” 

Toda una nerd, gafas grandes, pelo revuelto y zapatos de goma anaranjados que se topa con un Romeo, por el cual cada chica babea y que (Bien ahí Molly!) lo trata como si fuera una molestia sobre su hombro y no le da la atención que él está acostumbrado.

Y eso es lo que a él lo conquista… la indiferencia de ella.

En fin… cada uno encuentra lo que necesita en el otro, apoyo, amistad, comprensión y amor y la historia va creciendo desde allí, aunque obvio, una historia tan buena siempre tiene que estar manchada por un feo suceso. 

(Spoiler) Romeo es candidato a ser un mariscal de campo de los mejores, a punto de estar entre los de las primeras ligas nacionales. Ella está por obtener su master en Filosofía y son la pareja dispareja mas enamorada del campus, perooooooo…

Aquí va lo que no me gustó (SPOILER) que me vinieran con un embarazo típico adolescente cuando la historia se estaba desarrollando tan bien, fue como una añadidura de la autora poco mas innecesaria, pero... ¿Qué puedo decir yo? Al parecer este embarazo los hace madurar a ambos de golpe y porrazo haciendo más fuerte esa conexión que sintieron desde el principio.

En definitiva, es una excelente historia, más allá de lo previsible y del detallazo del embarazo adolescente. Me gustó Romeo, me gustó Molly y su historia de amor. Sin señalar que hay un segundo libro donde Romeo cuenta su historia de amor desde su perspectiva. (Exceptuando pocos libros, no me gustan las mismas historias contadas por los otros personajes) pero, como dijo la autora, no solo será más de lo mismo, sino también habrá más de su vida en común en Seattle. 

Le doy un merecido cuatro coronas!





Torrential - Eva Morgan. Reseñas


MMM… si, comencemos por un Mmmmm muy grande. Por favor, Sebastian Crane… que hombre!

Me comí este libro en un día, no es muy largo tampoco, pero es adictivo, no solo por él, sino singularmente por May Young. Pocas veces he leído un libro donde amara a la heroína como hice desde un primer momento con May, en este caso es heroína con todas las letras y con mayúscula. 

Comienza con May mudándose a la Universidad de Rothschild, encontrándose con su mejor amigo Tanner y una nueva compañera de cuarto, Opal, que desde un primer momento y a penas conociéndola le juega una apuesta a May, retándola a acercarse al mas frío y petulante chico de la Universidad, nuestro o MI, mejor dicho, Sebastian.

May es ingenua, pero de una manera que te hace sonreír y decir Auuu!, es torpe y dice lo primero que se le viene a la cabeza, es entusiasta y una flor de primavera que está dispuesta a instalarse en el frio corazón de Sebastian para descongelarlo un poco. En serio, en serio es de esas chicas que quisieras tener como mejor amiga y de esas con que quisieras salir los sábados por la noche. Super Cute!...

Y luego está Sebastian... que dolores de cabeza con este hombre.

Sebastian es caliente en su forma mas fría y remilgado. Es de esos chicos ricos que van por la vida mirando sobre su hombro alejándose de la chusma, distante, solitario y con esa actitud de “Soy el mejor” reflejando todo eso en lo mejor que sabe hacer a parte de mirar con desprecio y frialdad a todos a su alrededor, nadar. 

Así May se lo encuentra, nadando en la piscina de la Universidad, algo imponente y absolutamente hermoso, cito sus palabras:

“Él es hermoso. Tiene un perfecto cuerpo de nadador, musculoso sin ser demasiado amplio; mas tonificado, como una pantera. Su estómago plano se eleva y cae mientras jadea. Él da unos pasos hacia mí y estoy asombrada por sus ojos; castaños – dorados y salpicados con gris plateado”


Y ahí es que me deshice en un charco de baba…

Si, Sebastian es hermoso, pero es un maldito mal educado y arrogante chico rico. Desde ese momento comienza la guerra de “me acero y te alejas”, la pobre May tiene que andar corriendo detrás de él, primero para salvar su trasero arrogante de morir ahogado en el mar a causa de unos calambres, luego solo, porque es una cosita insistente que no se da por vencida, lo persigue hasta que él CAE… uff, amo esa palabra, CAE.

Bravo May!! (la que no cree en el amor), que logra lo impensable para cada estudiante de Rothschild hasta ese momento, May se mete bien dentro del frío corazón de Sebastian, endurecido por un suceso que en el pasado hizo mella en él y otro poco por el padre espeluznante que tiene, que como su heredero, le exige alejarse de los sentimientos para no fallar en los negocios.

Típico... "Sé frío y un hijo de p%$& para ser toooodo un éxito"

Mmm… si, como si él pudiera resistirse a la adorable May y seguir los pasos de su padre. Suerte con eso Seb!

La historia se desarrolla tranquila, vemos crecer el amor entre estos dos, dulce, apasionado, a veces resistente, temeroso y bastante intenso, peeeeero, si… pero, por supuesto algo tiene que pasar. (SPOILER) Aparece en escena el padre de Sebastian, que a toda costa quiere separar a este par para cuidar sus intereses, sin mayores palabras está dispuesto a todo para “proteger” a su hijo de los sentimientos que pueden arruinar todo el control que había forjado sobre su hijo. A parte de esto pequeñísimo problema, Opal (¿recuerdan a la compañera de habitación de May?) no es todo lo que parece, asi que se van a sorprender con el desenlace que tiene la historia, a demás que también se sorprenderán gratamente con las escenas eróticas que tiene. Vaya May!... qué bien te lo tenías escondido detrás de esa adorable ingenuidad. 

Es para leerlo amenamente, te hará reír y largar más de una carcajada y una que otra lagrima quizá, con el temita pasado de Sebastian. Ahora... ¡Ese final! ¿Cómo puede la autora dejarnos con un final así?, ojo!... no es que sea malo, es… inconcluso, por eso espero y quiero creer que hay una secuela.

Buena lectura y cuatro coronas queridas lectoras!





Patch up (Patch Up #1) Stephanie Witter. Reseñas




Bueno pues, este libro es la perfecta combinación de una chica rota, que sufrió de abuso y maltrato por parte de su novio por tres años y un chico que aun llora la muerte de su novia, después de tres años. Si.... mala combinación, ambos con el corazón roto, con un pasado doloroso que no les ayuda mucho a seguir adelante. Ambos tratando de ahogar la pena con cosas vanas, ella bajo ropa amplia y siendo una sombra ante los demás, la autoestima por el suelo y él, de chica en chica buscando a alguien perturbado a quien poder ayudar para cubrir un poco la culpa.

Particularmente no me gustan los libros donde los protagonistas masculinos (casualmente solo son hombres lo que sufren esto) pierden a su novia amada en un accidente o de manera abrupta y dolorosa y luego pasan la mayor parte de la historia llorando por ella. Vamos.... La pobre heroína del libro que pretende entrar el corazón del chico, se topa con una pared. Aquí pasa algo así, Skye Se convierte en la rival de un fantasma y es difícil luchar contra un fantasma, mucho más si ese fantasma aun es amado y hay mucho sentimiento de culpa de por medio de parte del protagonista.

Este libro es uno de esos.... La pobre Skye se la pasa más de la mitad del libro compitiendo contra un fantasma y Duke no hace nada para aliviarla, cada vez que dan un paso en la dirección correcta, aparece la novia muerta en el fondo de la mente y él se aleja...  ¿A dónde? Al cementerio a verla precisamente, aggghh...

Oye chico!, si estas con una chica que te gusta y tienes un poquito de respeto por ella si quiera, no huyas de ella y te vayas a ver a tu novia muerta al cementerio. Ufff... Hombres... No tienen tacto.

Todo luego tiene una explicación del por qué tanta culpa, pero eso no repara el daño ya hecho.

Skye por su parte tiene su mochila pesada al hombro y qué mochila. El novio abusivo que rompió con ella a penas llegaron a la universidad, aun la busca y la acosa llegando a maltratarla de nuevo... un tipo que no se merece vivir. Ahora, si solo fuera esto... Pero no, ella no pelea contra eso tampoco, ella es totalmente pasiva! Hey!! Te está pegando nena, defiéndete!! Sumándole unos padres ausentes, ignorantes de todo lo que sucede con su hija que cuando se enteran solo vuelven a casa lo más tranquilos (mi padre lo hubiese matado)

Pero bueno, su ex novio la domina tanto físicamente como psicológicamente. Caras vemos, mentes no sabemos... ella lo deja hacer parte porque le teme y parte porque se echa la culpa a sí misma, ayyyy… y parte porque lo excusa pensando que como él fue un niño maltratado y es lo único que conoce. Nunca hay que justificar un hecho así!

La cuestión es que al final todo parece aclararse, pero solo porque algo feo y escabroso sucede y Duke es como que recibe un sacudón "Hey! Mira! Estas a punto de perderla y sigues pensando en tu novia muerta?"
See... Es un libro que hay que tomarlo con sartén en mano, una chaqueta antibalas y un casco bien duro. Porque te dolerá el corazón por Skye... en todo sentido. Y querrás pegarle más que un sacudón a Duke, ayyyyy... En un momento quise meterme dentro del libro y cachetearlo, ya sabes. Uff...

No sé quién soy yo para juzgar, solo doy mi humilde opinión, pero si algo tengo que decir es que NO es un libro Wauuu, es pasable, ameno y fácil de leer, pero si eres demasiado sensible con el tema del maltrato (quitando el hecho de que el chico aun está colgado de la novia muerta) pues no te pierden nada si no lo lees.

Aunque hay segundo libro, pero no sé si será una secuela de esta historia o sobre otros personajes secundarios, debo decir que la historia de la compañera de cuarto y el amigo de Duke quedó inconclusa… veremos…

Le doy tres coronas... Duke me desilusionó un poquito.



Reseña de Beautiful Disaster, Jamie McGuire





A ver, a ver...

Es definitivamente un libro que leí como 4 veces sin exagerar. Lo leería otra vez … más exactamente cuando estoy en esos momentos en que quiero creer que los hombres locos por el amor de una mujer realmente existen. ¿Qué decir de este libro? Muchas cosas…. Pero me voy a concentrar en los personajes principales. Uff… como Travis “Maddog” Madox por ejemplo….

¿Viste esos momentos en la vida que decís… donde estas amor de mi vida que no te puedo encontrar? Clásico… está encerrado en un libro. Y ese es Travis. Con sus tatuajes, sus momentos de mujeriego y chico problema… pero justamente eso es lo que lo hace un digno “Chico de película” en este caso… nuestro amor de la vida encerrado en un libro.

Primero que nada, el chico es un luchador amateour de lucha libre y clandestina que solo pelea para pagar la renta, si… gana todas las peleas, excepto algunas (no diré el motivo) pero si… vamos, es un ganador, no solo en el ring sino también con las mujeres. Un poco de toqueteo y sexo insípido con alguna amiga con derechos, pero de allí no pasa, luego Boom! Aparece Abby Abernathy  y es como que él cae… simplemente y así como lo oyes, CAE!…

Abby es una chica que llega a la Universidad esperando dejar una vida poco atractiva atrás, una vida de la que quiere estar lejos. Juego, apuestas, un padre adicto al juego y una madre ausente, ella es esa. Pero no pensó en encontrarse con este pedazo de hombre que justamente como lo dice la sinapsis, es todo de lo que se quiere alejar. Solo que no puede alejarse de él por más que lo intente. El primer encuentro es… raro. Ella es arrastrada por su amiga (America) a una de las peleas, un Travis arrogante domina la pelea, la ve, ella lo ve… un poco de salpicadura de sangre en su cardigan y surge la conexión,  Bam! Es como que ellos sintieron desde el primer momento. Luego viene una apuesta, Abby pierde por supuesto teniendo que vivir un mes en el departamento de Travis (o sea, que sacrificio pobre Abby) y Shepley (novio de America y primo de Travis) 

Una disque amistad surge que cambia rápidamente a algo más, unas pocas chicas (LAS ODIO Y ODIO ESA PARTE DEL LIBRO), gritos, más pelea y luego el beso.

Aquí viene lo bueno de la historia. 

Travis Madox parece llevar a lo alto el lema “Persevera y triunfaras” porque si… Abby lo atrapa sin siquiera intentarlo, pero como dije antes ella pretende o intenta mas bien, alejarse de lo que quiere dejar atrás por lo que hará que Trav luche por ella en todos los sentidos. Pero es inevitable, la atracción está y ella lo tiene. Ayyy quiero atrapar a un chico así… si siquiera intentarlo digo.

Pero, todo no es color de rosas, una visita a Las Vegas arruina la relación, vamos... ¿quién no suele ser cegado por las luces, el brillo y el dinero? todo eso es lo que encuentra Travis en la ciudad del pecado y lo quiere. Pero no Abby... así que se vislumbra el final de todo, solo que ella no contaba con la persistencia de Travis. Él está tan loco por ella... (SPOILER) amo esa escena donde él corre detrás de ella a las habitaciones de la Universidad y la busca, grita, la espera, entra en pánico porque no la encuentra. Uff... el pobre pasa la noche sentado en el corredor.


Finalmente Abby cede cuando la vida le da una bofetada, Travis (y este es uno de los momentos que odié) pretende pasar la noche con una de sus anteriores chicas y Abby lo encuentra... ups! cuando él llega con condones y la chica en cuestión a su lado. Como dolió! o sea... ¿quién quiere encontrarse a su ex, que aún ama, junto a otra mujer y con una caja que grita "Sexo esta noche!"

See...

En fin, idas y vueltas y un momento sumaente angustioso del cual solo puedo decir que me quedé sin uñas, llevan la trama a un final, desde mi parecer, un poco apresurado, es decir… vamos Jamie, (SPOILER) quería detalles de la boda, de la noche de bodas, de ese paseo por la ciudad del pecado,  etc… pero bueno, eso lo vemos detallado en otro libro de la misma saga a parte de que mi imaginación terminó con moños ese momento.


En definitiva, Travis fue uno de los tipos que conquistó mi corazón con su romance poco ortodoxo y original, esas frases increíblemente paralizantes que me hicieron decir “Auuuuu” y me enamoraron de él., impulsivo y loco! Pero loco lindo, uno de los primeros tatuados (medio como que no me gustaban mucho) que me hizo desear exigirle a mi marido que se tatué algo aunque sea pequeñito en alguna parte del cuerpo solo para fantasear. Y Abby… bueno, a pesar que me disgustó su terquedad y la manera en como hace sufrir al pobre Trav, me agradó su fortaleza y hey! Su faceta de chica dura cuando (SPOILER) demuestra sus habilidades con el póker con los hermanos Maddox y esa escena en el casino demostrando por qué la llaman “Lucky 13”, apodo que se ganó a los 13 años, cuando en el día de su cumpleaños, literalmente le sacó la suerte a su papá.


Un libro buenísimo, sacando las partes que ODIÉ pero que les da sabor a la historia debo admitir y dejando pasar el hecho que es de esos libros con un final obvio y esperado. Una historia genial, ideal para leer cuando quieres recordar que pueden haber tipos buenos en el mundo capaces de volverse locos por el amor de una chica. Creo que soy una romántica, pero… bah… admitamos que ya no quedan hombres (si es que alguna vez los hubo) que se jueguen por una mujer a la altura que lo hizo nuestro Travis ¿quieres eso? Lo tienes con Beaitiful Disaster


Le doy cinco coronas